in

Cómo: Desencoger la ropa

Cómo desencoger la ropa

Foto: istockphoto.com

¿Alguna vez buscó su suéter favorito o un par de jeans y descubrió que su último giro en la secadora caliente hizo que se encogiera? Antes de que lo considere una causa perdida y lo arroje a la papelera de donación, pruebe la técnica aquí. Con algunos artículos para el hogar y un poco de cuidado, a menudo es posible relajar las fibras de la prenda lo suficiente como para que vuelva a ajustarse cómodamente.

Este método para “desencoger” la ropa funciona especialmente bien con tejidos más sueltos como el algodón, la lana o el jersey, ya que las fibras de esos tejidos se relajan y se estiran con relativa facilidad. Los tejidos más ajustados, como la seda y los sintéticos, son más resistentes al estiramiento, pero vale la pena intentarlo, especialmente si la contracción original fue mínima. (¡Solo tenga cuidado de no tirar demasiado celosamente ni estirar demasiado las prendas!) Siga estos pasos para hacer que esos artículos de vestuario sean cómodos y halagadores nuevamente.

Herramientas y materiales
  • Cubo grande
  • Acondicionador suave para el cabello
  • Champú de bebe
  • Toalla de baño
  • Botella de spray
  • Plancha de ropa
  • Ver lista completa «
  • Pisapapeles
Participamos en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, un programa de publicidad de afiliados diseñado para proporcionarnos un medio para ganar tarifas al vincularnos a Amazon.com y sitios afiliados.

PASO 1
Llene un balde grande y limpio o un fregadero tapado con agua tibia. Por cada litro de agua, vierta aproximadamente una cucharada de acondicionador suave (uno etiquetado como «para cuero cabelludo sensible» no contendrá muchos ingredientes adicionales) o champú para bebés y revuelva hasta que vea algunas burbujas. El acondicionador, utilizado para suavizar y relajar el cabello, puede tener el mismo efecto en las fibras de la ropa y permitir que se estiren. En el caso del champú para bebés, su fórmula extra relajante puede lograr resultados similares.

PASO 2
Sumerja la prenda por completo en el agua tibia y déjela reposar en reposo entre 30 minutos y una hora.

PASO 3
Quítese la prenda y espere un minuto para que el exceso de agua también gotee en el fregadero o cubo. No escurra ni enjuague; deje que el producto para el cabello permanezca en la ropa para continuar relajando las fibras.

Cómo desencoger la ropa

Foto: istockphoto.com

PASO 4
Coloque la prenda completamente plana sobre una toalla de baño grande y absorbente. Luego, enrolle la toalla como si estuviera haciendo un rollo de gelatina con la ropa como relleno. Deje que este rollo se asiente durante solo 10 a 15 minutos para que la toalla no seque su suéter o camisa. La ropa aún debe estar húmeda, pero no empapada.

(Nota: si la ropa se seca demasiado para el proceso de estiramiento en el siguiente paso, intente rociarla con una botella rociadora llena de agua y solución de acondicionador / champú, o use el vapor de una plancha).

PASO 5
Extienda una segunda toalla de baño seca sobre una superficie plana y coloque la ropa encima.

Ahora, concéntrate en una sección de la ropa. Con un agarre firme pero suave, tire de los lados opuestos de esa área en la prenda encogida con las manos y mantenga cada estiramiento en su lugar durante unos segundos. (Por ejemplo, puede agarrar por ambos lados la apariencia cerca del dobladillo inferior de una camisa para «desencoger» la cintura, o tirar del hombro y la muñeca de un suéter de manga larga para alargar el brazo). trabaje con cuidado para que la ropa no solo se estire sino que permanezca proporcional.

Una vez que tenga el tamaño que desea, coloque esa parte plana contra la toalla e inmediatamente coloque un libro pesado o un pisapapeles grande encima de esa sección para mantener el estiramiento en su lugar.

Repite este proceso para cada sección que esperas deshacer hasta que tengas una blusa, suéter, cárdigan, camiseta o pantalones cubiertos de libros.

PASO 6
Mantenga los libros o pisapapeles en su lugar hasta que la ropa se seque por completo al aire. Después, ¡está listo para usar! La ropa estirada no debe sentirse rígida o jabonosa; si notas la textura tiene cambiado un poco, no dude en lavarlo antes de usarlo. Solo que, esta vez, revise la etiqueta de cuidado en el interior para evitar los mismos contratiempos con la secadora que la encogieron en primer lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

F5LQH0BI2D6NEHR

Pintura UV (luz negra) para todos: 4 pasos (con imágenes)

1617827655 06bnWGAuJXYP05lIZkm1kk8 19.1617721267.fit lim.size 1200x630

Revisión de PC Matic Home | PCMag