Saltar al contenido

¿Qué significa WLAN?

abril 13, 2021
host sorter 1479500 unsplash a810a32396c242e2b0781f4073752d9a ¿Qué significa WLAN?

Una red de área local inalámbrica (WLAN) proporciona comunicación de red inalámbrica a distancias cortas utilizando señales de radio o infrarrojos en lugar del cableado de red tradicional.



¿Qué significa WLAN?

WLAN significa red de área local inalámbrica. Se puede construir una WLAN usando cualquiera de los diferentes protocolos de red inalámbrica, más comúnmente Wi-Fi o Bluetooth.


La seguridad de la red sigue siendo un tema importante para las WLAN. Los clientes inalámbricos generalmente tienen su identidad verificada (un proceso llamado autenticación) cuando se unen a una LAN inalámbrica. Tecnologías como WPA elevan el nivel de seguridad en las redes inalámbricas para competir con el de las redes cableadas tradicionales.



Pros y contras de WLAN

Pros

  • Admite una gran cantidad de dispositivos.

  • Configurar una WLAN es más fácil que tender cables para redes cableadas.

  • Acceder a una WLAN es más fácil que a una LAN cableada, la longitud del cable no es un factor.

  • Las WLAN son comunes fuera de las empresas y los hogares, como en las áreas públicas.

Contras

  • Es más fácil piratear una WLAN, por lo que es necesario el cifrado.

  • La interferencia inalámbrica puede secuestrar la velocidad y la estabilidad de una red inalámbrica.

  • Se necesitan más dispositivos inalámbricos, como repetidores, para expandir una red inalámbrica.



Dispositivos WLAN

Una WLAN puede contener tan solo dos dispositivos y hasta cien o más. Sin embargo, las redes inalámbricas se vuelven cada vez más difíciles de administrar a medida que aumenta el número de dispositivos.


Las LAN inalámbricas pueden contener muchos tipos de dispositivos, que incluyen:


  • Teléfonos móviles
  • Computadoras portátiles y tabletas
  • Sistemas de audio por Internet
  • Consolas de juegos
  • Otros electrodomésticos y dispositivos habilitados para Internet


Conexiones y hardware WLAN

Las conexiones WLAN funcionan mediante transmisores y receptores de radio integrados en los dispositivos del cliente. Las redes inalámbricas no requieren cables, pero generalmente se utilizan varios dispositivos especiales (que también poseen sus propias radios y antenas receptoras) para construirlas.


Las redes Wi-Fi locales, por ejemplo, se pueden construir en cualquiera de dos modos: ad-hoc o infraestructura.


Las WLAN de modo ad-hoc de Wi-Fi consisten en conexiones directas de igual a igual entre clientes sin componentes de hardware intermedios involucrados. Las redes locales ad-hoc se pueden utilizar para realizar conexiones temporales en algunas situaciones, pero no se escalan para admitir más de unos pocos dispositivos y pueden plantear riesgos de seguridad.


Una WLAN en modo de infraestructura Wi-Fi utiliza un dispositivo central llamado punto de acceso inalámbrico (AP) al que se conectan todos los clientes. En las redes domésticas, los enrutadores inalámbricos de banda ancha realizan las funciones de un AP y además habilitan la WLAN para el acceso a Internet en el hogar. Se pueden conectar varios AP a cualquiera de ellos y conectar varias WLAN en una más grande.


Algunas LAN inalámbricas amplían una red cableada existente. Este tipo de WLAN se construye conectando un punto de acceso al borde de la red cableada y configurando el AP para que funcione en modo puente. Los clientes se comunican con el punto de acceso a través del enlace inalámbrico y pueden llegar a la red Ethernet a través de la conexión de puente AP.



WLAN frente a WWAN

Las redes celulares admiten teléfonos móviles que se conectan a largas distancias, un tipo de red de área amplia inalámbrica (WWAN). Lo que distingue a una red local de una red amplia son los modelos de uso que admiten junto con algunos límites aproximados en la distancia física y el área.


Una red de área local cubre edificios individuales o puntos de acceso público, que abarcan cientos o miles de pies cuadrados. Las redes de área amplia cubren ciudades o regiones geográficas, que abarcan varios kilómetros.