Saltar al contenido

¿Cómo arreglo un mouse que no funciona?

abril 20, 2021
GettyImages 489056035 58fbdbc03df78ca15994d733

A menos que su mouse sufra una falla de hardware, al mojarse con café o al ser golpeado por un gato aburrido del costado de su escritorio, es muy probable que cualquier falla de rendimiento que vea en ese dispositivo se corrija fácilmente dentro de la utilidad de configuración principal de su sistema operativo.


Las interfaces gráficas de usuario están optimizadas para la entrada del mouse y son difíciles de usar sin un mouse funcional. Revise los atajos de teclado comunes para Windows, macOS y Linux para ayudar con la resolución de problemas en ausencia de un mouse o una pantalla táctil.

John Caezar Panelo / Getty Images


Causa de que un mouse no funciona

Las fallas del mouse provienen de cinco fuentes:


  • Daños irreparables en el hardware.
  • Pérdida de energía o conexión.
  • Interferencia entre el mouse y la superficie de trabajo.
  • Software obsoleto.
  • Fallos del sistema operativo o configuraciones incorrectas.



Cómo arreglar un mouse de PC o computadora portátil que no funciona

Dado que varios factores pueden ser la causa de que un mouse no funcione correctamente, solucionar el problema es la mejor manera de hacerlo funcionar una vez más. Pruebe estos pasos, organizados en orden del más común y del más fácil al más intensivo.


  1. Inspeccione el mouse en busca de daños en el hardware. Una carcasa agrietada, una bola perdida, un clic pegajoso o silencioso de los interruptores digitales o una falla del sensor óptico para brillar sugieren que el dispositivo está dañado. Dado lo económicos que son la mayoría de los ratones, el daño del hardware generalmente sugiere que el reemplazo, en lugar de la reparación, es la solución óptima.


  2. Limpiar el raton. Si el puntero se mueve con movimientos bruscos o responde menos de lo habitual, limpie el mouse para ver si mejora el rendimiento. Es fácil limpiar un mouse inalámbrico o un mouse con cable con una bola giratoria.

    Mientras limpia el mouse, asegúrese de que nada cubra el láser en la parte inferior del mouse. Cualquier cosa que obstruya el láser (como papel, cinta, etc.) interferirá con el movimiento del mouse / cursor.

  3. Reemplazar las pilas. Cambie las baterías por un juego nuevo, especialmente si todavía está usando las baterías que vienen con el dispositivo. Asimismo, verifique que las baterías estén instaladas correctamente.

    Del mismo modo, conecte el mouse a su cargador durante 30 minutos para que obtenga suficiente energía para conectarse. Los ratones con puertos de carga USB y baterías no recargables a veces parecen fallar sin previo aviso cuando los niveles de carga disminuyen demasiado.


  4. Pruebe con un puerto USB diferente. Puede haber un problema con el que estás usando, así que desconecta el mouse o el receptor y prueba con un puerto USB alternativo. La mayoría de las computadoras de escritorio ofrecen puertos en la parte frontal y posterior de la computadora, así que pruebe todos los puertos antes de pasar a un paso diferente. También podría darse el caso de que el enchufe se desenchufe parcialmente.


  5. Conecte el mouse directamente al puerto USB. Si usa un lector de tarjetas múltiples o un concentrador USB externo, puede haber un problema con ese dispositivo en lugar del mouse o el puerto USB. Conecte el mouse directamente a la computadora para ver si el problema desaparece.


  6. Utilice el mouse en una superficie adecuada. Algunos ratones se pueden utilizar en (casi) cualquier tipo de superficie. Muchos no pueden. Estudie las limitaciones de su dispositivo; es posible que necesite una alfombrilla de ratón, especialmente si está utilizando un ratón más antiguo. Algunos ratones ópticos, por ejemplo, no pueden rastrear el movimiento en superficies brillantes o superficies con colores muy oscuros o muy claros.


  7. Actualizar el controlador. Consulte el sitio web del fabricante para conocer las actualizaciones de controladores disponibles o utilice las herramientas de actualización de controladores. Si su mouse no hace algo que el fabricante prometió que haría (desplazamiento de lado a lado, por ejemplo), consulte el sitio web del fabricante para ver si se requiere un controlador. Estos archivos suelen ser gratuitos.


  8. Suelte y vuelva a emparejar un mouse Bluetooth. No es raro que los dispositivos Bluetooth pierdan el estado de emparejamiento o que la computadora los olvide si se empareja un mouse Bluetooth diferente.


  9. Deshabilitar un trackpad integrado. Si su computadora portátil admite un trackpad interno, desactívelo a través de la utilidad de configuración de su sistema operativo. Un trackpad interno puede entrar en conflicto con un mouse externo o anularlo.